• AfectadosSantander

Banco Santander condenado por Acciones del Popular por 426.000 euros

Nueva sentencia obtenida por el despacho de abogados de Jaime Navarro especializado en reclamaciones a los bancos.

Una de las sentencias por mayor cuantía de las hasta ahora obtenidas en nuestro país por Acciones de Banco Popular.

El Juzgado de Primera Instancia nº 8 de Santander, ha condenado a Banco Santander a devolver a un cliente por venta, sin la información veraz y adecuada, acciones de Banco Popular por cantidad de 426.706,75 euros. El cliente adquirió en el mercado secundario y tras haberse llevado a cabo la ampliación de capital de Banco Popular, 300.001 acciones en junio de 2016 que fueron amortizadas en junio de 2017 con pérdidas sobre esta inversión inicial.

La sentencia explica los graves “riesgos añadidos a la compra de acciones, no por el hecho de comprar acciones, producto no complejo, sino por el hecho de adquirirlas en una situación concreta y determinada de la que no se informó debidamente al consumidor, que era la posible falta de solvencia, que no solamente de liquidez del demandado, como se desprende de las pérdidas experimentadas en un breve espacio de tiempo”. 

El cliente perdió toda la inversión lo que es claramente achacable al banco ya que se trasmitió erróneamente al cliente que las cuentas de la entidad estaban saneadas y que se preveía una evolución positiva de las acciones bancarias. Indica la sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº 8 de Santander que se ocultó la verdadera situación del Banco puesto que sabía desde tiempo atrás su situación y la maquilló para la ampliación de capital, considerando que el Banco Popular con anterioridad a la publicación de la documentación referida a la ampliación, ya tenía defectos en las provisiones necesarias para evitar el deterioro de activos financieros evidenciado en la “reexpresión de cuentas” que se lleva a cabo del ejercicio 2016, que se hace precisamente por los desajustes de años anteriores, lo que evidenciaría que se falseó o maquilló su situación para sacar las acciones.

La sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº 8 de Santander determina la obligación de Banco Santander de indemnizar al  cliente demandante por la cantidad de 426.706,75 euros en concepto de daños y perjuicios por los incumplimientos en los que incurrió el banco al no informar verazmente sobre su situación financiera y contable, más los intereses legales con expresa imposición de costas a la entidad demandada

Según el abogado Jaime Navarro, cuyo despacho se especializa en reclamaciones a los bancos:”Esta sentencia, además de su importantísima cuantía, reconoce lo obvio: que el Banco Popular llevaba años, incluso desde 2009, presentándose ante la sociedad con una imagen distorsionada y falsa de solvencia. En estas circunstancias la venta de sus acciones se efectuaba por un grave error de los accionistas o con grave daño de los mismos.” 

2 vistas

© 2019